wed.jpg

Un momento muy importante durante el juego en cualquiera de los mejores campos de golf del mundo, es cuando nos encontramos a tan sólo cien metros del hoyo y deseamos llegar a él con el menor número posible de golpes. Esto nos lleva al momento de decidir el tipo de wedge a usar o bien ajustar nuestro swing para las distancias a las que debamos llegar.

El wedge es el nombre que se le aplica de manera genérica a los palos que se usan en el juego de distancias cortas y dan a la bola una mayor elevación. Estos se caracterizan por ser de corta dimensión y tener la cara bastante abierta.

Se sabe que en un partido de 18 hoyos, la cantidad de golpes en un jugador de handicap medio a menos de 100 metros del hoyo es de más de 50 golpes, por lo tanto, para lograr optimizar tus golpes debes contar al menos con un par de wedges que te sirvan para tu propósito, aunque muchos profesionales llevan en sus bolsas de tres a cuatro.

Es lógico deducir que con mayor cantidad de wedges, las posibilidades de ampliar nuestra variedad de golpes aumentan, así como es lógico también suponer que es más fácil cambiar de wedges que cambiar nuestro swing.

Hasta hace poco solamente había dos tipos de wedges, el Pitching Wedge, con una apertura de cara de 48 grados, que sirve para aquellos tiros que nos aproximen al hoyo; y por otro lado, también estaba el Sand Wedge, de 56 grados, y que nos ayudaba a salir del bunker.

Pero ahora se han incorporado también el Gap Wedge de 52 grados, que es muy poco empleado, y finalmente el Lob Wedge de 60 grados de cara abierta.

Así que a partir de ahora que conoce mejores opciones para su juego, puede comenzar a afinarlo y mejorar su handicap.

Fuente: Ten Golf

Foto: 3C Golf

Tags Blogalaxia: , , .

Bajar el Audio

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.