dsss.jpg

Una de las situaciones más complicadas durante un partido de golf es cuando nuestra bola es la desafortunada al caer entre la hierba. Más aún cuando ésta se encuentra crecida y en algunos casos hasta tupida.

En muchas ocasiones, caer en esta zona significa perder un golpe y debemos prepararnos quizás para terminar el hoyo con un golpe más del par asignado.

Sin embargo, existen maneras en que le podemos hacer frente a esta situación y salir bien librados del inconveniente surgido, y para ello debemos comenzar por analizar el tipo de hierba y determinar el tipo de palo a utilizar.

Entendamos que las maderas penetran mejor en la hierba que los hierros. Además con ellas se logra un mejor desplazamiento de la bola ante estas circunstancias.

Cuando estemos por realizar el golpe que nos saque de la hierba, recordemos aplicar un swing más vertical para no coger mucha hierba y veamos que la cara del palo se encuentre abierta y lograr la elevación de la bola.

Para hacerle frente a la resistencia de la hierba, coloquemos el pie derecho próximo a la bola y mantengamos firmemente la mano izquierda y los antebrazos, mientras que las muñecas deben permanecer quebradas durante la subida.

Hay que recordar también que en el golf hay que ser objetivos y determinar cuando una situación se convierte en un “casi imposible” y saber tomar las acciones más coherentes en cada situación. Tengamos en cuenta, que muchas veces será mejor sacrificar un golpe regresando a la calle para tener el siguiente tiro más claro, que empecinarnos en salir de un complicado obstáculo y aumentar el número de golpes en el intento.

Fuente: Web de Juan Francisco

Foto: Diario del Viajero

Tags Blogalaxia: , , .

Bajar el Audio

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.