pernicedriver_299x299.jpg

El uso de las muñecas y las manos en el tee no es necesariamente lo más recomendado como quizás sí lo llega a ser cuando la situación ocurra alrededor del green.

Cuando se tiene el driver en la mano (obviamente sabiendo elegir el correcto), lo más importante es mantener las manos y muñecas bastante tranquilas y relajadas, sobre todo cuando nos referimos al backswing. Y es que el palo debe ser llevado hacia atrás con un solo movimiento y con un giro completo de los hombros, logrando el control del swing con los músculos de las piernas y del torso.

Las muñecas empezarán a doblarse solamente cuando el driver ha alcanzado el nivel de la cintura y no antes.

Al contrario de los naturales instintos de querer ejercer mayor fuerza con nuestros brazos y manos cada vez que deseamos golpear, hay que dejar que el driver haga su trabajo, ya que esa fue la razón de su diseño.

Cuando se inicia el downswing, tanto las manos como las muñecas deben comportarse de manera totalmente pasiva y luego que los brazos han comenzado su camino hacia abajo debido a la propia gravedad, recién el jugador debe iniciar una aceleración con brazos y las manos.

Una sensación similar a la de golpear con una raqueta de tenis o tenis de mesa, es la que acompaña el momento justo antes del impacto con la bola, para lo cual se deben tener las manos y las muñecas relajadas durante el swing.

Aunque no lo crea, esto equivale a lograr un mayor poder.

Fuente: Golf Magazine

Foto: Golf

Tags Blogalaxia: , , .

Bajar el Audio

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.