jrose.jpgSe dio inicio al primer major del 2008. El Augusta National Golf Club abrió sus puertas al mundo desde el día lunes para celebrar una edición más del tradicional Masters. Luego de tres días de prácticas, la competencia oficial comenzó el jueves luego de superar ciertos imprevistos climatológicos -la densa neblina obligó a retrasar el inicio del torneo por más de una hora.

La primera fecha nos dejó al inglés Justin Rose y al sudafricano Trevor Immelman como líderes del torneo, a Tiger Woods empezando con algunos altibajos pero mostrándose luego seguro en su carrera hacia su quinta chaqueta verde, y a Zach Johnson -último campeón- iniciando sólidamente la defensa del título.

Para Justin Rose terminar la primera fecha del Masters a la cabeza no es cosa nueva, ya que en el 2004 fue líder durante las dos primeras rondas, para luego descender hasta el puesto 22, por lo que el inglés toma con serenidad este liderato: “He aprendido que no se puede cantar victoria demasiado temprano” fue la frase que destaca la página de ESPN de las declaraciones de Rose.

El inglés completó el recorrido con 68 golpes, cuatro bajo par. Pese a que al principio le costó -con bogeys en dos de los cuatro primeros hoyos- Rose logró recuperarse y jugar el resto de la ronda con seis golpes bajo par. Por su parte, Immelman completó el circuito sin bogeys y registró también 68 golpes situándose al lado de Rose. La performance inicial del sudafricano es resaltante debido a que en lo que va del año no ha podido superar el corte en cuatro de sus ocho torneos disputados.

En lo que respecta al indiscutible favorito, Tiger Woods, no puede decirse que arrancó mal el torneo ya que acabó el par y eso es un buen comienzo. La expectativa de toda la prensa y los aficionados estaba puesta en él y sin embargo no pudo concretar una actuación brillante. Por ejemplo, no consiguió completar el recorrido logrando un “birdie”.

Woods, después de registrar solo pares en los doce primeros hoyos, se metió en apuros con dos bogeys consecutivos, de los que salió rápidamente con un eagle en el hoyo quince que significó realizar su clásica celebración con el puño en alto (la primera en lo que va del torneo). Al final, Tiger terminó con 72 golpes, o par de campo, es decir a cuatro de los líderes.

El número uno del mundo se mostró tranquilo y seguro tras finalizar su actuación, tal como lo demuestran sus declaraciones: “Me siento bien sobre cómo jugué todo el día”, insistió. “La golpeé realmente bien. Golpeé muchos buenos putts que simplemente no entraron. Sólo debo permanecer paciente”.

De esta manera se desarrolló la primera ronda, el Masters seguirá hasta el domingo 13, donde veremos si los pronósticos se cumplen o si alguno de los “destinados” al segundo lugar da la sorpresa.

Fuente: ESPN, Marca.

Tags Blogalaxia: Golf, Masters de Augusta, Justin Rose, Trevor Immelman, Tiger Woods.

Bajar el Audio

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.