Sucedió lo impensado. La tarde del pasado domingo 13 de Abril culminó la septuagésima segunda edición del Masters de Augusta con un nuevo y sorpresivo campeón: Trevor Immelman.

immelman.jpg

Contra todos los pronósticos de la mayoría de especialistas -por no decir la totalidad- y de los seguidores de este deporte, el sudafricano de 28 años logró coronarse como campeón de uno de los cuatro torneos más prestigiosos del mundo del golf y dejó al número uno del mundo y favorito del torneo, Tiger Woods, en segundo lugar.

Immelman alcanzó el liderato del torneo en la primera jornada y desde ahí se mantuvo firme, sobreponiéndose a la presión y controlando el juego.

No es un secreto que la edición de este año tenía un candidato más que favorito: todos teníamos la imagen de Woods poniéndose la chaqueta verde por quinta vez. Pero a medida que el torneo seguía su curso, se notaba que el desempeño de Tiger no era el esperado, no mostraba la brillantez y eficacia que suponía la participación del número uno del mundo en el primer major del año, mientras que, por su parte, Immelman, sin completar un juego sobresaliente, se iba consolidando.

Es así como se llegó a cierto punto de la competencia donde se veía que Immelman iba seguro y confiado al encuentro de la chaqueta verde; sus rivales cometían muchos errores -fue el caso, por ejemplo, de Brandt Snedeker- y, como se dijo, Tiger nunca despegó. Así las cosas, Immelman pudo darse el lujo de realizar en la última jornada el peor registro de sus cuatro fechas disputadas y aún así llevarse el título -terminó con 75 golpes, 3 sobre par-.

En la ceremonia final, Immelman recibió de manos de Zach Johnson la tan ansiada chaqueta verde, premio merecido para quien mostró mayor constancia y regularidad.

Fuente: Marca, AFP, ESPN.

Tags Blogalaxia: Golf, Masters de Augusta, Trevor Immelman

Bajar el Audio

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.